martes, 14 de mayo de 2013

Reseña: El pequeño ladrón de sombras-Marc Levy


Título: El pequeño ladrón de sombras

Título original: Le voleur d'ombres

Autor:  Marc Levy

Editorial: Planeta

Tapa: Blanda con solapas

Número de páginas: 256

Precio: 18,90 €

Saga: NO-Autoconclusivo 


El protagonista de El pequeño ladrón de sombras es un niño, sin nombre, que vive sólo con su madre en un pequeño pueblo de Francia hasta que un día descubre que tiene un don: nuestro protagonista puede hablar con las sombras y a través de ellas descubrir los miedos y sueños de la gente...un don que le puede ayudar a ayudar a los demás y también a sí mismo… Una historia de amor con el sabor de los cuentos de siempre. El amor incondicional de una madre por su hijo... el amor que sentimos la primera vez y que el tiempo no puede borrar... el amor que se acaba... una amistad para toda la vida.






Si pudiera describir este libro con una palabra, lo tengo claro: Magia. Este libro destila magia, dulzura y ternura a cada página. Un libro que, aunque pueda parecer un libro intrascendente, te encuentras con una breve historia llena de significado y mensaje.

Empezaré hablando del argumento. La historia se construye en una pequeña ciudad donde nuestro protagonista, de cuyo nombre desconocemos, nos cuenta sus experiencias desde que es niño, su primer amor, su primer beso hasta que crece. En él vemos un desarrollo de los acontecimientos muy logrado, encajando los sucesos de su vida de forma que cada uno tiene un peso en los eventos futuros. La novela, narrada en primera persona, aunque se alterna a veces a segunda persona, lo que le da más sentimiento a la lectura, se divide en dos partes muy bien marcadas: En la primera vemos a nuestro protagonista de niño, se acaba de mudar a la ciudad y no tiene amigos, donde lidia con el primer amor, la amistad y enemistad. La segunda parte sufre un gran salto temporal, donde ya vemos a nuestro protagonista de adulto y aquí lidia con problemas más serios como es el amor verdadero, las inseguridades y la muerte. 

Sin duda, si tuviera que quedarme con alguna de las dos partes me quedaría con la primera por estar narrada con un punto de vista tan infantil y dulce, con la visión de un niño de apenas 10 años, aunque nunca precisa su edad, y con pensamientos más maduros que los de un niño de su edad, vemos un claro desarrollo en el libro del personaje, al principio tomando un matiz infantil y, por último, tomando ya más madurez, aunque sigue manteniendo la esencia de la historia y el personaje.

El ritmo de lectura es muy ágil. Marc Levy, con un estilo delicado y muy bien trabajado, nos describe un mundo desde un punto de vista tan particular y sorprendente, con una escritura única, Marc sabe transmitirnos a través de unas palabras sencillas pero precisas un mensaje hacia nuestro corazón. Aunque parezca cursi, así es. La narración es muy amena, con mucha abundancia de diálogos y descripciones, aunque nunca se hace pesada. 

Después tocaré el tema del poder del protagonista. Éste tiene el poder de poder (¡viva la repetición!) de robar sombras, que aunque parezca algo infantil e idiota, no se hace mucha alusión a él en el libro pero es muy importante para la sucesión de acontecimientos ya que sacará a nuestro protagonista de muchos aprietos. También, le ayudará para solucionar algunos problemillas y a entender con más profundidad algunos temas que no quedaban claro de una forma muy original que, aunque el escritor no ha sabido aprovecharlo del todo bien, me ha parecido muy curioso.

Los protagonistas abundan en esta novela. Algunos van y vienen siendo simples anécdotas, pero hay otros que predominan sobre los demás. En este caso destacarían el Protagonista, del que como ya he dicho nunca sabemos su nombre, con una personalidad inquieta, madura aunque algo infantil. Me ha resultado muy divertido leerlo y le he cogido bastante cariño. Luc, su mejor amigo, muy despierto, divertido y un amor. Sophie, la amiga con derecho a roce del prota o no-se-cómo-llamarla-para-no-spoilear. Es el peor personaje de la historia, me ha resultado bastante patética e irritante. No me ha caído bien. Y por últimísimo, la madre del prota, que me ha gustado bastante por su fortaleza y valentía, y aunque aunque cometa algunos fallos, su forma de ser me ha atraído mucho como personaje.

Ahora quiero hablar de algo que me ha encantado de la lectura, y es que se le da un valor impresionante a la imaginación. En ningún momento se hace una descripción físca del protagonista, por lo que no sabes si es rubio, moreno, pelirrojo o peliverde, pero más que fastidiarme, me ha encantado. ¿Por qué? Aquí es donde quería llegar. El autor busca que creemos, que busquemos nuestro protagonista perfecto. A veces será un incomprendido, otras un dulce niño, pero nunca estará limitado por unos patrones físicos. Estos los pone tu imaginación. Para algunos será rubio y para otros sera moreno, para otros será flaco y para otros gordo. Pero eso no es lo que importa, y es lo que a mí me ha llegado. 

El libro en sí no tiene un tema marcado, sino que alterna varios. En él se mezcla la amistad, el amor, los sueños cumplidos y por cumplir, los deseos y la aventura de una forma muy natural, como si todo fuera algo espontáneo. 

El final peca de ser bastante predecible, aunque termina de una forma muy bonita que me arrancó un "oooooh" en mayúsculas. El romanticismo y la sensibilidad que describe en el final me ha dejado muy buen sabor de boca y con ganas de leer más de este autor.

En conclusión: Marc Levy nos lleva de la mano hacia una historia que rebosa ternura y delicadeza cada una de sus páginas y con una historia repleta de magia y sombras. Cuenta con unos personajes muy bien definidos que nos acompañarán en esta travesía por la vida de nuestro desconocido pero familiar protagonista.


Mi puntuación: 10/10 

Bueno, ¿lo habéis leído? ¿os ha gustado? ¡Responded en comentarios!


*¡Muchas gracias a la editorial Planeta por el ejemplar!

6 comentarios:

Cris Viviendo entre Páginas dijo...

Me llama mucho este libro y además he leído críticas realmente buenas :) Me encanta que se le de importancia a la imaginación y que tenga un ritmo ágil, porque ahora estoy buscando libros que no sean demasiado pesados.

Un besito♥

Yolanda Paredes Martínez dijo...

Es el libro que me toco en tu sorteo *llora de felicidad* y debido a los exámenes y a acabar el libro que estaba leyendo aun no he podido leerlo D:
Pero te diré que muero de ganas, y más porque mi madre lo leyó (La cabrita lo vio y me lo cogió para leerlo ¬¬') y le gustó, y ahora leo la reseña que haces y lo pones aun mejor, jo, a ver si puedo sacar tiempo y leerlo ya u_u''
Besos :3

Isabel Macías dijo...

Tiene buena pinta, aunque de momento dejaré el libro aparcado porque tengo una lista de lecturas pendientes, y Junio se presenta duro.

Un saludo.

Jongu dijo...

Hala, me he enamorado. Mira que he visto veces la portada de este libro pero nunca me ha llamado la atención y no he llegado ni a leerme la sinopsis, pero este... Lo quiero *O*
¡Un abrazo!

Shiane dijo...

Tengo ganas de leer este libro, me llamó la atención desde que lo ví en una librería. Tiene buena pinta, espero poder hacerme con él pronto :)

Besines.

Rata de biblioteca dijo...

La verdad es que tengo muchas ganas de leer el libro, gracias por esta reseña tan completa.

Acabo de descubrir tu blog, tiene un diseño super dulce y me gusta tu trabajo, sigue así. Ya me he hecho seguidora, si te apetece pásate por el mío y me cuentas.

Un beso, nos leemos!